sábado, 5 de enero de 2019

Neurozapping. 14) La casa de la pradera y la ceguera


Nuevo fin de semana, nuevo capítulo. Y esta vez nos toca hablar de la ceguera. ¡Al turrón!

En el capítulo 14, le toca el turno a “La casa de la pradera” como serie vehicular para introducir una nueva patología neurológica, la ceguera. Para los que no hayan podido leer el capítulo del que hablamos, lo pueden leer en este enlace.

La casa de la pradera es una serie de televisión que llegó hasta las nueve temporadas, adaptada a partir de libros en los que Laura Ingalls, autora y personaje de la serie, narra algunos aspectos de su propia infancia vivida en el estado de Minessota, a finales del siglo XIX.

littlehouseontheprairie.com

La mítica serie es conocida y rememorada por ser uno de los dramas lacrimógenos por excelencia cuenta las aventuras ordinarias de la familia Ingalls, un matrimonio con tres hijas y una escolarización precaria. Entre las desgracias de la serie, Jose Ramón Alonso centra la atención sobre la ceguera progresiva de Mary, la hija mayor de los Ingalls, supuestamente debido a una enfermedad infecciosa típica de la infancia, la escarlatina.

La escarlatina es una enfermedad producida por Streptococcus pyogenes, una bacteria gran-positiva, relativamente frecuente en edad infantil en los tiempos de los Ingalls. S. pyogenes es uno de los patógenos humanos más frecuentes, responsable de algunos procesos inflamatorios como la faringitis bacteriana o la otitis. En casos extremos, la bacteria puede desencadenar cuadros más severos como la fascitis necrotizante o la mencionada escarlatina. Como muchas otras bacterias del género Streptococcus, esta bacteria es bastante sencilla de erradicar al ser sensible a los antibióticos de amplio espectro. La penicilina supuso un tratamiento eficaz que mantuvo a raya la escarlatina a partir del siglo XX. Sin embargo, la propia evolución, ayudada de un uso indiscriminado e inapropiado de antibióticos de amplio espectro ha desencadenado, una vez más, el surgimiento de cepas que son resistentes a la penicilina.
Colonias de la bacteria S. pyogenes en una placa de agar-sangre. Las colonias aparecen como puntos de color blanco azulado, sobre un fondo rojo (agar-sangre) Alrededor de las colonias se observa un halo amarillento. Este halo es la hemólisis (destrucción de glóbulos rojos) producida por la bacteria. (wikipedia.org)


Usando este fondo, el autor habla de la ceguera en la actualidad y la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) como principal causa de ella. La retina del ojo (parte posterior del globo ocular) es uno de los tejidos más especializados del cuerpo humano, formado por células nerviosas que son capaces de responder a la luz, generando distintos tipos de estímulos, formando las imágenes que inciden sobre ella a través de la pupila. Transformando (transducción) una información visual, en impulsos nerviosos que viajan a través de los nervios ópticos hasta el encéfalo.

Experimento: trata de mirar de reojo alguna figura o algún detalle. Verás que si quieres realmente ver algo bien, necesitas mirarlo de frente. En el centro de la retina está la mácula, las células que consiguen una mayor resolución y finura de detalles. Por ello, aunque tenemos una visión periférica, bastante amplia, es en el centro de nuestro campo donde vemos “mejor”. Son las células de la mácula las que nos permiten no sólo ver rostros, sino diferenciar unos de otros. La DMAE es la degeneración de estas células tan valiosas. El autor habla de dos tipos de DMAE: la seca, producida por una alteración en una proteína y la húmeda, producida por un crecimiento desmesurado de los vasos sanguíneos que nutren las células maculares.

wikipedia.org

El capítulo cierra con cierta especulación sobre el verdadero origen de la ceguera de la malograda Mary Ingalls. Según la serie televisiva, la causa fue la degeneración de los nervios ópticos por la escarlatina. Sin embargo, Laura Ingalls, autora de los bestseller no lo tenía tan claro y aludía a otro tipo de enfermedades como una meningoencefalitis (el problema no está en el ojo, sino dentro del cráneo).

Sea como fuere, la DMAE no está sólo asociada a la edad. El tabaco, el alcohol, la hipertensión y una dieta desequilibrada se relacionan con un mayor riesgo de padecer ceguera progresiva en el centro del campo de visión. Y me gustaría centrar por aquí el debate.

Entiendo que una droga como el tabaco, estuviera de moda hace años, cuando no había demasiada información sobre su efecto. Hoy día disponemos de documentación científica con gran nivel de evidencia (meta-análisis) que demuestran la fuerza de la asociación entre el tabaco y muchísimas enfermedades, de tipo cancerígeno, pero también de tipo inflamatorio, congénito e incluso inmunitario.

¿Qué necesita la sociedad para deshacerse de algo que es tan evidente que es perjudicial a muchísimos niveles? ¿Por qué, socialmente seguimos fumando y nos parece normal, a pesar de la acumulación de evidencia? Imagino que la respuesta está en el poder ansiolítico, y a la vez adictivo de la nicotina, aún así, lo siento pero no me entra en la cabeza.

Espero que hayáis disfrutado el capítulo, que os haya hecho pensar y espero aprender de vuestras opiniones, sugerencias en los comentarios. Igualmente, espero que os hayáis portado muy bien, para que los Reyes os regalen muchas cositas, jiji. Un abrazo y nos vemos por redes.

P.D: Para aquellos que seáis fumadores/exfumadores. No es mi intención señalar ni denostar a nadie. Hablo de un comportamiento social, abstracto pero presente, algo que ocurre en todas las sociedades. Entiendo que cada persona hace lo mejor que puede y sabe, y cada uno tienes sus motivos y circunstancias. Mi única intención es debatir y aprender. Lo dicho, un saludo y a disfrutar los regalos

6 comentarios:

  1. Hola Miguel Ángel, gracias por el resumen.

    Me ha ayudado bastante la imagen para entender mejor el problema de la pyogenes.

    De nuevo quiero más en el capítulo, creo que no es más que el "síndrome de los capítulos cortos". Está bien porque te lo lees rápido pero queremos más información.

    Me han gustado las suposiciones sobre la causa de la ceguera, ahora no habría duda lo que habla bien de la medicina y nos recuerda la suerte que tenemos. Ahora estamos a costumbrados a curarnos sin darle mérito.

    Ya en el debate igualo el fumar a beber y tomar excitantes aquí u otras drogas en otros países.
    Es costumbre y lo aceptamos, nos activa (o relaja) y nos hace parecer mayores cuando empezamos.
    Pero veo peor ese condicionante social, es lo normal. Ya va desapareciendo el humo en las películas o series pero empinan más el codo ya que ahí no hay control.
    Poco a poco se va reduciendo, creo, el porcentaje de fumadores. De bebedores no creo.
    En cambio crecerá la ludopatía si no se corta rápidamnete esta desaforada publicidad.

    Creo que es algo innato a nuestra especie, tenemos que hacer cosas para sobresalir por bien o por mal a lo que añadimos el gusto por la droga para evadirte. Pienso que esto no tiene arreglo.

    Feliz vuelta al trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año y gracias por comentar, Santos ;)

      La verdad es que estos capítulos son como aperitivos. De algunos te quedas con ganas de más. Parece que Jose Ramón Alonso ha hecho un menú degustación por los distintos cuadros neurológicos y, como bien dice, te sueles quedar con ganas de más. A mí también me ha pasado!

      Ahora que sacas el tema de la ludopatía, me he dado cuenta tarde de cómo, sin darnos mucha cuenta, han proliferado muchísimo las casas de apuestas. De hecho, cada vez conozco a más gente que apuesta (sobre todo apuestas deportivas). En efecto, el mundo de las apuestas también tiene estimula el circuito de la recompensa, como lo hacen las drogas.

      Veremos a ver por donde sale todo esto... jejeje.

      Feliz vuelta al trabajoy que os sea leve el SPV (Síndrome Post-Vacacional)

      Eliminar
    2. Feliz Año

      Y han proliferado los canales de tarot con consultas de hasta 100 euros por 8 min. Una barbaridad!!!

      Un saludo

      Anna

      Eliminar
  2. ¡Muchas gracias Miguel Angel por el resumen! Y gracias también por las imágenes que has añadido.

    Voy por faena: Hace tiempo que estoy convencida de que más que seres racionales (que solo es una creencia chovinista que tenemos) somos seres emocionales. Pues el poco raciocinio que tenemos lo utilizamos para construir cosas maravillosas y poco más. Porque cuando se antepone cualquier emoción, a la razón no le hacemos ni caso.

    Y aunque es cierto que hemos inventado la ciencia para evitar ese gran defecto de nuestra naturaleza, es muy complicado (por no decir que imposible por poco práctico) utilizar el método científico para lidiar con el día día. Por lo que nuestras decisiones, aunque se basen sobre lo aprendido (que es lo que deberíamos hacer, pero a veces no hacemos ni eso), tienen una componente subjetiva (sesgada) y muy influenciable por las emociones. Por lo que pedirnos que seamos siempre racionales no es sensato (ni racional XP).

    Finalmente está el tema de las adicciones (como la de fumar), que modifican nuestro cerebro enfermándolo. Y si con un cerebro sano ya es difícil ser racional, imagina con uno enfermo donde el libre albedrío está comprometido por la adicción, modificando su comportamiento y prioridades.

    En resumen, aunque no soy fumadora, ni tengo ninguna adicción (bueno, la de comer chocolate no cuenta, no? XP) sí que entiendo la adicción al tabaco.

    ¿Cómo la sociedad puede deshacerse de esta y otras conductas autodestructivas? Dudo que se pueda realmente... pero como no me gusta en absoluto esta respuesta, que además de ser pesimista no es constructiva, daré otra.

    Lo único que se me ocurre es concienciar (educar) desde pequeños de sus perjuicios, sobre todo antes de que afecte la adicción al cerebro. Tal vez de una forma diferente a la utilizada hasta ahora. Por ejemplo utilizando la realidad virtual... no sé... lo veo difícil, pero no por ello debemos rendirnos. Pues debemos de seguir intentando mejorar nuestra sociedad.

    ResponderEliminar
  3. Feliz año Conxi... y gracias por tu comentario. Me ha gustado leerte.

    Tengo que estar contigo en que la gran mayoría de las veces es difícil ver el raciocinio del que tanto presumimos como especie. Y desde luego, siempre ha mandado el corazón sobre la razón. Pero aún así, creo que hay algo más.

    Hace tiempo salió en las noticias (sí.. esas que siempre están sacando noticias positivas de lo que pasa por el mundo) una moda que consistía en ahorcarse unos a otros. El propósito era tener alucinaciones pasajeras (falta de riego al cerebro). Uno se ahorcaban a otros hasta casi perder el conocimiento y luego se turnaban.

    Este tipo de práctica es, racionalmente, algo muy peligroso y una estupidez mayúscula. El resultado es que la gran mayoría de personas no han pasado por esa moda (afortunadamente). ¿CUál es la diferencia con las drogas?Particularmente, si seguimos hablando del tabaco y alcohol, hay tanta información y evidencia disponible, que el "no pasa nada" no es una opción. Aún así, sigue habiendo una alta adherencia a estas drogas. Una vez que ya existe un adicción, entran en juego una serie de mecanismos biológicos que sí se pueden entender. Lo que no puedo entender es que la gente elija hoy día empezar a fumar, igual que tampoco nos da por beber chupitos de lejía.

    En fin, perdonad que deje salir mis reflexiones y ralladas mentales.

    Que tengáis bonita semana

    ResponderEliminar
  4. Hola a tod@s:

    Llego muy tarde pero no he podido con clases y preparando exámenes.

    No tengo la adicción del alcohol ni del fumar quizás la del beberme una Coca Cola Light al día con lo cual seré una diabética en potencia cuando llegue mi hora. Tengo la tensión baja y veo cada vez peor, tengo teclitis, es decir que cuando tecleo meto el cazo y no da por repasar los textos. Y de vez en cuando me da por algo que luego me desquito. Bueno si, me da por la fotografía desde siempre, es una buena adicción para la higiene mental.

    Pero me ha dado por pulular por YouTube, y he visto muchas canales con personas muy adictivas a ciertos canales. La desesperación de ser queridos.

    Tuve una temporada que me dio mucho por trabajar, podría ser que era adictivo y sí, me paso factura en la salud, así que ahora prefiero tomarme la vida de otra manera.

    Me ha parecido muy corto e interesante el resumen. Me ha retrotraído a mi infancia, (of coourse) y a las tardes de los domingos. Qué épocas!!! En fin, siempre es bueno recordar historias.

    Hasta mañana más

    Anna

    ResponderEliminar